¿VACUNARTE, O NO?”

El simple todo lo cree; Mas el avisado mira bien sus pasos. Prov. 14:15

No es que yo te esté diciendo que no te pongas “la vacuna”. Solo quiero que pienses en algunas cosas para que puedas tomar una decisión bien informada. Como siempre, es necesario mirar ambos lados de un asunto. Esto es lo que el versículo anterior de la Santa Palabra de Dios nos instruye que hagamos. He tomado mi decisión en base a lo que sigue. Por favor considere cuidadosamente con oración lo que estás a punto de leer.

No importa qué decisión tomes, serás mi amigo, pero como pastor, parte de mi trabajo es vigilar, cuidar y advertir. Créeme cuando te digo que no tengo otro motivo más que tu salud y bienestar. Si ya te has vacunado, contra el COVID, solo te deseo lo mejor y espero que mis preocupaciones resulten sin mérito.Pero si no te lo has puesto, antes de ir a su centro de salud local y exponer ese hombro al aire libre, por favor considere que …

1. La vacuna SARS-CoV-2 no es una vacuna en el sentido al que estamos acostumbrados.

No estoy en contra de las vacunas en sí y reconozco mucho del bien que han logrado. La poliomielitis, la viruela y otras plagas se han reducido en gran medida o casi se han eliminado. Estas vacunas usaban una versión muerta o debilitada de un virus o bacteria para lograr sus objetivos. Pero la vacuna para el COVID no hace esto. Es una tecnología completamente nueva que utiliza mensajero ARN para manipular tu genoma para que cumpla sus órdenes. ¡Este ARNm en realidad envía un código a sus células, diciéndoles que produzcan las proteínas de pico del verdadero coronavirus! Una vez logrado esto, tu sistema inmunológico comienza a identificar y neutralizar los “picos” del virus, creando así una inmunidad a estos picos, de modo que cuando el virus real invada, no podrá adherirse o infectar las células.

Entonces, seamos claros, la vacuna NO es una forma del virus o incluso los picos, es más bien un código genético que ordena a sus células producir las proteínas picos que componen el virus SARS-Cov2. Básicamente, le está diciendo a su sistema inmunológico que fabrique precisamente aquello contra lo que va a luchar. Algo simplemente no me parece correcto en eso. Puede ser que te proteja de COVID, pero ¿cuáles podrían ser los efectos secundarios a largo plazo? La respuesta…

2. Nadie conoce los efectos a largo plazo de esta nueva tecnología.

Existe una razón por la que la ley federal siempre ha requerido seis o siete años de extensas pruebas antes de que cualquier nueva vacuna o medicamento pueda ser liberado legalmente al público. La razón es saber cuál podría ser el efecto a largo plazo. Muchos medicamentos nunca llegan al público porque no pasan la prueba y se determina que son peligrosos para la salud. E incluso muchos que pasan la prueba de años son retirados porque se determina que causan daño. (¿Ha tomado Zantac últimamente?) ¿Cuántas veces has visto un comercial en la televisión que anuncia: “¿Has tomado ________? ¡Entonces puedes tener derecho a una demanda colectiva! “ Si esto sucede incluso con los medicamentos que se han probado, ¿qué pasa con la vacuna COVID que no lo fue?

Recuerda, ¡SOMOS EL EXPERIMENTO! Sí, tú y yo somos los proverbiales ratoncitos de laboratorio. Incluso mientras escribo estas palabras, la distribución de una de las vacunas fabricadas por Johnson & Johnson ya se ha detenido abruptamente debido a efectos secundarios graves solo en los primeros días. Uno solo puede preguntarse cuáles serán los efectos a largo plazo con esta nueva tecnología de manipulación del genoma.

3. Muchos médicos y científicos han advertido sobre los posibles efectos a largo plazo de la vacuna COVID.

Por supuesto, no soy médico ni científico, pero soy consciente del hecho de que algunos científicos y muchísimos profesionales de la salud respetados han advertido a la población sobre los posibles peligros de la tecnología m-ARN. Dado que esta tecnología es en sí misma un genoma que está programado para manipular el “código maestro”, uno solo puede preguntarse cuáles pueden ser los efectos a largo plazo.

La advertencia que están dando es que la vacuna puede causar enfermedades autoinmunes y algunos han expresado su preocupación por la infertilidad en los jóvenes. Por esta razón, muchos médicos, científicos y profesionales de la salud han declarado que ellos no se vacunarán. Por supuesto, su voz es silenciada y los gigantes de las redes sociales hace su trabajo de censurar todo lo que no concuerde con la narrativa.

Lamentablemente, los días de la libertad de expresión en Estados Unidos terminaron. Si busca un video de una opinión profesional contra la vacuna en Google o YouTube, puedes encontrar algunos nuevos que aún no se han eliminado, pero grábalos con su teléfono antes de que sean censurados o cancelados.

4. Si algo sale mal, nunca podrás demandar a las compañías que fabricaron la vacuna.

Muchos no se dan cuenta de que las grandes farmacéuticas y los responsables del desarrollo y distribución de la vacuna se han protegido y cubierto sus huellas. Se han aprobado en secreto leyes de interés propio que prohíben a cualquier persona emprender acciones legales o recibir una compensación en caso de que las cosas vayan mal. Me pregunto, si están tan seguros de que la vacuna no hará daño, ¿por qué se aprobaron estas medidas de protección?

5. Si estás relativamente sano y tienes menos de 55 años, existe un 99,99% de posibilidades de que sobrevivas una infección por COVID.

COVID es de hecho una enfermedad seria, especialmente para los ancianos o aquellos con problemas avanzadas de salud. Entiendo a medios por qué estas personas optarían por recibir la vacuna SARS-Cov2. El beneficio puede superar el riesgo. Pero para el resto de la población, que es la gran mayoría, tengo que preguntarme, ¿por qué darían ese salto en la oscuridad para una enfermedad que tiene una tasa de supervivencia del 99,99%? Lo admito libremente, podría ser que se demuestre que la vacuna es relativamente inofensiva en los próximos años. Pero, de nuevo … ¡no lo sabemos! Si supiera que hay solo un uno por ciento de posibilidades de que un avión se estrelle, ¿abordarías ese avión? ¡Por supuesto que no! Entonces, ¿cuál es el porcentaje de riesgo de que la vacuna de ARNm pueda “estrellar”? Bueno, nadie lo sabe, pero te garantizo que es supremamente superior al 0,001%, que es la probabilidad de que mueras de una infección por COVID si estás relativamente sano y tienes menos de 55 años.

6. Nada te dará mejor inmunidad que haber superado el virus ya.

Dios Todopoderoso, en Su gran sabiduría, diseñó nuestros cuerpos con un maravilloso mecanismo de defensa. Entonces, si ya te has contagiado de COVID, su cuerpo ha adquirido los anticuerpos para protegerse del virus en el futuro. Es cierto, no sabemos cuánto tiempo durará esta inmunidad, pero hasta ahora, después de año y medio, NO hemos escuchado de muchos casos de reinfección, lo que indica que la inmunidad parece ser algo permanente. Y si por casualidad la inmunidad natural es temporal, entonces igual lo será la inmunidad de la vacuna, ya que no hay mejor protección que aquella con la que Dios nos hizo. Debemos preguntarnos por qué los supuestos “expertos” allá arriba recomiendan máscaras y distanciamiento social incluso después de estar completamente vacunados. ¿Sabrán ellos algo que nosotros no?

Yo, por mi parte, he tenido COVID, y ahora tengo la inmunidad natural a él. Quizás tú también lo hayas tenido. Por lo tanto, yo ni siquiera considero vacunarme hasta que se haya demostrado de manera concluyente que puede ocurrir una reinfección. Y aún en este caso, creo que prefiero arriesgarme con un virus que ya he demostrado que puedo vencer, que poner una sustancia desconocida en mi cuerpo que muy bien puede causar daños a largo plazo. Mi cuerpo, mi decisión, ¿no? Tú también tienes una opción. La vacuna no es obligatoria… todavía.

7. Considere todo esto desde sus inicios oscuros y malvados.

Retrocedamos un poco en el tiempo hasta el momento en que “el virus” comenzó a causar estragos. Me rasco la cabeza en cuanto a por qué tan pocas personas o los principales medios de comunicación se preguntan, “¿por qué ocurrió el virus?” Creo sin lugar a dudas, e incluso una gran mayoría de personas en nuestro mundo cree que el SARS-Cov2 fue creado, manipulado y lanzado a propósito para lograr un objetivo oscuro. Podemos discutir sobre quién lo hizo, ¡pero el hecho es que se hizo a propósito! Esto nos lleva a preguntarnos, ¿por qué? ¿Será para comenzar un sistema de control mundial a través de una vacuna? Esto es lo que estamos empezando a ver. Incluso ahora, se están discutiendo los pasaportes de vacunas y recientemente algunos países como Israel solo permitirán visitantes dentro de sus fronteras si pueden mostrar un comprobante de vacunación. ¿Podría ser también que el objetivo sea poner algo en tu cuerpo que eventualmente te cause un gran daño en el futuro, haciendo que seas aún más dependiente de “ellos” el Gran Gobierno? La respuesta puede ser no, pero una vez más, yo no lo sé cómo un hecho. ¿Y tú sí?

8. ¿Realmente confías en “ellos”?

Tengamos en cuenta que algunos de los nombres más importantes responsables de la producción y financiación de la vacuna (como Bill Gates y George Soros) han declarado abiertamente que la sobrepoblación es uno de los mayores problemas del mundo y que el número de personas debe reducirse drásticamente para que la humanidad tenga éxito en el futuro. ¿Y estas son las mismas personas en las que se supone que debemos confiar para salvar nuestras vidas? ¿Soy solo yo, o parece que el zorro está cuidando el gallinero? Algunos de los que controlan la marioneta arriba tienen intereses económicos en las empresas que producen la vacuna. Casi puedo entender ahora por qué hace un año un medicamento contra la malaria tomado con Zinc fue rápidamente “desacreditado”, a pesar de que cientos de médicos declararon su experiencia positiva con miles de sus pacientes. Estos gritos también fueron silenciados. ¿Por qué? ¿Quizás porque el virus tenía que hacer su trabajo y había que crear la vacuna? Puede descartar esa conclusión si lo desea, pero es necesario formular la pregunta.

Conclusión:

Lo admito. Puedo estar equivocado. Quizás la vacuna funcione y habrá relativamente pocos “daños colaterales”. Pero, de nuevo … mis preocupaciones pueden ser correctas. El tiempo dirá. Pero mientras tanto, todavía estoy en ese grupo del 99,99% que sobrevivirá al virus, de hecho, ya lo he hecho. Entonces, ¿por qué yo querría que me inyectaran una tecnología desconocida y no probada que busca manipular el código maestro del Creador y que posiblemente podría causar problemas graves en el futuro? Y cuando veo el esfuerzo masivo, la presión y la manipulación para hacer que todos “se vacunen”, no puedo evitar preguntarme si esto puede ser un preludio de “hacía que, a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha o en la frente “. (Apoc 13:16)

¿Demasiado radical? Quizás. Pero sí creo que la rana no se da cuenta del aumento de temperatura en la olla que está destinada a hervir. Esta es la condición de nuestro mundo en este momento.Estas son mis conclusiones, tú tendrás que llegar a las tuyas propias. Solo te pido que consideres todos los ángulos antes de tomar una decisión sobre la vacuna. No seas un borreguito obediente. Tienes derecho a pensar independientemente. Recuerda el versículo con el que comenzamos:

“El simple cree en toda palabra, pero el prudente mira bien su marcha”. Prov. 14:15

Que Dios nos dé sabiduría y dirección en este tiempo peligroso y confuso.

.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s